El Chup-Chup (gay...obvio)

un cordobés en Tel Aviv...

2.9.09

sin palabras...




anoche fui al recital de Madonna en Tel Aviv...no tengo palabras para describir el espectáculo del que fui testigo. es cierto, no he ido a muchos espectáculos de este tipo en mi vida, pero creo que después de anoche, va a ser muy difícil que un show me impresione como la Reina del Pop lo hizo anoche. 60mil personas nos convocamos en el Parque Hayarkon para ser testigos del anteúltimo show del Sticky and Sweet Tour. con Paul Oackenfold como telonero (a mi gusto podría haberse quedado en la casa y poner en su lugar la radio), Madonna subió al escenario a las 9.20 (con 40min de retraso aprox). por más que la viera de 5cm, la emoción de saber que esa cosa rubia que se movía en el escenario era una de las personas más influyentes de la cultura popular de los últimos 25 años no dejaba de hacerme sentir en un sueño. tema tras tema, se sucedió el recital. cada momento que se tomaba para dirigirse al público era la gloria para cada puto en el lugar. cuando nos gritó "canten hijos de puta!!!" el parque se caía a pedazos. con un teasing permanente con el tema "4 Minutes", fueron pasando los temas. especialmente disfrute "You must love me" donde se disculpó por haber dejado pasar 16 años desde su útlimo show, ya que según ella, "ama a Israel que es el centro energético del mundo". luego llegó su duo virtual con Justin Timberlake y "Ray of Light" donde le pidió al público que saltara...y todos hicimos lo que nos pidió. nunca salté y grité tanto en la vida. para cerrar el concierto hizo una versión de "Get Stupid", colgándose una bandera de Israel del cuello y generando en todos los presentes un grado de histeria que pocas veces he vivido. junto a ella, una de sus bailarinas que no era otra que Lourdes, su hija que la acompañó hasta el "Game Over" del final.
sin lugar a dudas una de las experiencias que no podré olvidar.

(fotos robadas de Ynet)

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger PABLORE said...

No en vano es la Reina!
Coincido con vos que a veces uno no logra medir la intensidad que puede lograr en un recital. Es esa fuerza y magnetismo que la han llevado a ese sitial que verdaderamente le corresponde!

1:38 p. m.  
Blogger Jean Genie said...

Llegué a Israel hace tres días a hacer un ULPAN. Me encanta tu blog

11:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home